Opciones de crédito para pymes

Opciones de crédito para pymes

¿Qué tipo de crédito empresarial te conviene? Aquí te damos las herramientas para que elijas la mejor opción para tu negocio.

Ser una empresa competitiva es aprovechar oportunidades estratégicas. Se trata de ser capaz de expandirse en territorio y productos cuando el mercado lo exige, innovar, tener inventario y maquinaria eficiente, y mantener un flujo sano de capital. Pero todo esto es un reto difícil de superar para las pymes de México que muchas veces no tienen acceso a créditos justos: según la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas 2018 (ENAFIN 2018), 18% de las empresas de México le atribuye su falta de crecimiento a la ausencia de financiamiento, y 16% al costo del financiamiento.

Afortunadamente, cada vez hay más opciones de préstamos para pequeñas y medianas empresas, antes excluidas por la banca tradicional. En este artículo te explicamos en qué consisten para que evalúes cuál es la mejor para tu negocio.

1. Crédito empresarial

Existen diversos tipos de créditos para responder a las necesidades de cada empresa. Si quieres saber para qué sirve un crédito empresarial da clic aquí. En primer lugar, haremos una distinción entre créditos simples, revolventes y multidisposición.

Un crédito simple está pensado para financiar un proyecto de forma inmediata: puedes disponer de la línea de financiamiento una sola vez, en una sola exhibición. La línea de crédito se puede renovar cuando finaliza el plazo de contratación.

Por otro lado, un crédito revolvente es una línea de crédito que se pone a disposición de una empresa para hacer compras o pagos y que se renueva cada cierto tiempo. Por ejemplo, las tarjetas de crédito ofrecen créditos revolventes: puedes gastar cierto monto al mes, y ese monto se renueva una vez que lo pagas. La vida de este crédito es mayor frente a otros financiamientos.

Ahora bien, los créditos multidisposición se disponen en varias partes. Pueden establecerse fechas y montos para hacerlo. Para este tipo de préstamo, la línea de crédito no se renueva hasta que finaliza el plazo de contratación.

En Credijusto ofrecemos Crédito Justo y Crédito Ágil. Mediante un Crédito Justo brindamos montos desde $200 mil hasta $30 millones de pesos, puede ser simple, revolvente o multidisposición, con plazos de hasta 4 años y tasa de interés a la medida.

Crédito Ágil es la mejor opción para empresas que necesitan liquidez inmediata. A través de este crédito ofrecemos montos desde $500 mil hasta $5 millones de pesos y una tasa de interés a la medida.

¿Quieres conocer mejor los requisitos de estos créditos? Da clic aquí.

2. Arrendamiento

El arrendamiento es un tipo de crédito que te permite tener maquinaria y equipo de última generación sin necesidad de descapitalizarte: en lugar de comprar los equipos, los rentas. Esta estrategia financiera, además de evitar la falta de capital, tiene beneficios fiscales: las rentas fijas son 100% deducibles de impuestos. Hay opciones de arrendamiento para todos los negocios; en Credijusto puedes encontrar la asesoría experta, flexibilidad y agilidad que necesitas.

3. Factoraje

En México, 80% de las pymes se financian a través de los proveedores, por lo que se someten a largos periodos de espera de pagos, lo cual se traduce en falta de liquidez.

Una solución a este problema es el factoraje: el pago adelantado de facturas por parte de una institución financiera. La idea es que una institución financiera compre tus facturas y te las pague con anticipación. Esto te permite inyectar liquidez a tu negocio sin esperar el pago de facturas.

Las empresas de factoraje son relativamente nuevas en México: surgieron en los años 80. Hoy, Credijusto rompe paradigmas al ser flexible en cuanto al tipo de compradores a quienes abre las líneas de factoraje, a diferencia de la oferta que ya existe en el mercado, donde se solicita que forzosamente sean empresas grandes.

Además, con la compra de Visor, plataforma de análisis de datos y factoraje, Credijusto potenció su capacidad tecnológica para ofrecer un producto de factoraje a clientes que hasta hoy no existía, el cual es operado de forma completamente digital, automatizada y sencilla.

4. Tarjeta empresarial

En el sector crediticio mexicano existen productos en los que las anualidades, las altas tasas de interés, los contratos, así como la mala atención a clientes son barreras que los empresarios enfrentan al solicitar una tarjeta de crédito empresarial.

Credijusto diseñó una tarjeta empresarial y software financiero dirigido a las empresas mexicanas para simplificar sus finanzas y tener mayor control y visibilidad sobre sus gastos: Covalto/ Tarjeta Empresarial American Express®. Para solicitarla, únete a la lista de espera aquí.

Comparte:
Este artículo te interesará: Diferencia entre crédito y arrendamiento
Siguiente artículo
Suscríbete aquí para recibir las últimas tendencias empresariales.
Nuestros mejores artículos, videos, podcasts, infografías.

Se informa que APJUSTO, S.A.P.I. de C.V., SOFOM E.R. es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, Entidad Regulada, que, realiza operaciones conforme a la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y, de conformidad con lo establecido en su artículo 87-J, no requiere la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su constitución y operación.

*Costo Anual Total (CAT) de financiamiento expresado en términos porcentuales anuales sin IVA que, para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos 29.97%. Fecha de cálculo 1/06/2021, vigente hasta el 31/12/2021. Calculado con base en un crédito de $2,000,000.00 a un plazo de 32 meses con una tasa de interés anual fija del 26% y un costo notarial promedio de $20,000.00.

Buró de Entidades FinancierasComisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros